La historia de cómo se extendió por todo el mundo el cultivo y el consumo de café es una de las más atractivas y románticas que pueda haber. Se dice que alrededor del año 800 un pastor llamado Kaldi de las zonas montañosas de África cierto día notó una conducta llena de algarabía en las cabras que pastoreaba, al acercarse al rebaño se dio cuenta que las cabras mordían un fruto rojo y brillante de una planta con olor aromático. El asombrado pastor llevó dichos frutos a los monjes de un monasterio cercano, quienes al no gustar de los frutos recogidos por Kaldi los lanzaron al fuego y así, de la forma más inesperada, realizaron el primer tueste de café luego de lo cual inmediatamente fueron atraídos por el delicioso aroma que este emanaba.

Cuenta la historia que los árabes hicieron todos los esfuerzos necesarios para prevenir que otros países adquieran los preciados granos. Sin embargo, para mediados del siglo XV algunas semillas de café fueron sacadas de Arabia y su cultivo se extendió hasta el Cairo y todo el imperio Turco.

El cultivo de café en América se inicia en 1723 en Martinica; luego a mediados del siglo XVII llega a Guatemala y sucesivamente a Puerto Rico, Costa Rica, Venezuela, Colombia y Ecuador.

© 2020 MAKU CAFÉ

  • Facebook
  • Instagram